Sopa tailandesa de curry y coco

Sopa tailandesa de coco y curry
Una comida satisfactoria que ofrece tanto crocante como crema, esta sopa es hermosa y deliciosa.

Ingredientes

 2 cucharadas de aceite de coco o de oliva
 1 cebolla grande cortada en cubitos
 5 dientes de ajo finamente picados
 3 cucharadas de jengibre finamente picado
 1 cucharada de salsa tamari sin gluten
 2 ½ cucharadas de pasta de curry rojo tailandés
 1 cucharadita de salsa de ají ajo, digamos o al gusto.
 2 latas (de 14 onzas) de leche de coco
 4 tazas de caldo de vegetales
 1 ½ limas (el jugo)
 1 taza de zanahorias cortadas en rodajas
 2 ½ tazas de zucchini picado
 8 onzas de champiñones cortados en rodajas
 1 taza de pimiento morrón rojo cortado en julianas finas
 1 taza de cebolla verde finamente picada
 1 ½ tazas de brotes de frijoles Mung
 14 onzas de tofu extra firme cortado en cubos
 ½ cucharadita de sirope de arce o néctar de agave (opcional)
 1 taza de cilantro picado
 ¼ taza de albahaca finamente picada

Instrucciones

1

Calentar el aceite en una olla grande para sopa a fuego bajo. Añadir la cebolla, el ajo y el jengibre. Cocinar de 3 a 4 minutos, hasta que estén suaves. Agregar el tamari, la pasta de curry, y la salsa de ajo y chile. Saltear de 1 a 2 minutos.

2

Agregue la leche de coco, el caldo de verduras y el jugo de limón. Llevar a una ebullición baja.

3

Agregue las zanahorias al caldo hirviendo y cocine de 12 a 15 minutos, hasta que las zanahorias estén bien cocidas.

4

Agregue calabacín, champiñones, pimiento morrón, cebollas verdes, 1 taza de brotes de frijol mungo y tofu. Cocine por otros 5 minutos.

5

Si desea un toque de dulzura, agregue jarabe de arce o néctar de agave. Revuelva para incorporar.

6

Decorar con el cilantro, la albahaca y los brotes restantes, antes de servir.

Rinde 4 a 6 porciones

Compartir esta receta

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en la impresión
Compartir en email

Ingredientes

 2 cucharadas de aceite de coco o de oliva
 1 cebolla grande cortada en cubitos
 5 dientes de ajo finamente picados
 3 cucharadas de jengibre finamente picado
 1 cucharada de salsa tamari sin gluten
 2 ½ cucharadas de pasta de curry rojo tailandés
 1 cucharadita de salsa de ají ajo, digamos o al gusto.
 2 latas (de 14 onzas) de leche de coco
 4 tazas de caldo de vegetales
 1 ½ limas (el jugo)
 1 taza de zanahorias cortadas en rodajas
 2 ½ tazas de zucchini picado
 8 onzas de champiñones cortados en rodajas
 1 taza de pimiento morrón rojo cortado en julianas finas
 1 taza de cebolla verde finamente picada
 1 ½ tazas de brotes de frijoles Mung
 14 onzas de tofu extra firme cortado en cubos
 ½ cucharadita de sirope de arce o néctar de agave (opcional)
 1 taza de cilantro picado
 ¼ taza de albahaca finamente picada

Dirección

1

Calentar el aceite en una olla grande para sopa a fuego bajo. Añadir la cebolla, el ajo y el jengibre. Cocinar de 3 a 4 minutos, hasta que estén suaves. Agregar el tamari, la pasta de curry, y la salsa de ajo y chile. Saltear de 1 a 2 minutos.

2

Agregue la leche de coco, el caldo de verduras y el jugo de limón. Llevar a una ebullición baja.

3

Agregue las zanahorias al caldo hirviendo y cocine de 12 a 15 minutos, hasta que las zanahorias estén bien cocidas.

4

Agregue calabacín, champiñones, pimiento morrón, cebollas verdes, 1 taza de brotes de frijol mungo y tofu. Cocine por otros 5 minutos.

5

Si desea un toque de dulzura, agregue jarabe de arce o néctar de agave. Revuelva para incorporar.

6

Decorar con el cilantro, la albahaca y los brotes restantes, antes de servir.

Rinde 4 a 6 porciones

Sopa tailandesa de curry y coco