Los diferentes rostros del día de San Valentín

¡Ahhh, el amor! ¿Quién no quiere tener una razón para celebrar esta emoción que nos hace tan felices?

El Día de San Valentín es la fiesta perfecta para compartir momentos valiosos con el ser amado —no importa el tipo de amor que estemos celebrando: romántico, platónico o filial. Existen muchas y diversas maneras de honrar a esas personas especiales en nuestras vidas. Sin importar a quién elijamos para pasar el día de San Valentín, comprometámonos a crear un nuevo recuerdo, algo que podamos compartir en los años venideros.

¡Tengo mi propio recuerdo especial! Cuando mi novio y yo estábamos estudiando, me invitó al baile anual (Sweetheart Ball) de la universidad a la que asistía. Siempre se celebraba próximo al día de San Valentín. Todos se vestían de gala e iban al baile acompañados de sus parejas. Cuando mmi novio vino a recogerme, me llevó un regalo. Con la ayuda de su primo, me había horneado un pastel de muñecas, muy popular en los años 60. El pastel tenía una muñeca parada en el centro y llevaba un vestido hecho de glaseado, decorado con guirnaldas y flores. Entonces pensé que para que un muchacho de diecinueve años hiciera algo así para su novia, era porque realmente me amaba. Eso ocurrió hace 51 años, y acabamos de celebrar nuestro 50mo aniversario. ¡Todavía sigue teniendo detalles dulces y atenciones conmigo!

Durante mucho tiempo, febrero ha sido un mes para celebrar el romance, incluso en la antigüedad. Remontándonos hasta el siglo VI a.C. en Roma, el festival de la fertilidad de Lupercalia era dedicado al dios Fauno, dios de la agricultura. Unos cientos de años después, después del aniversario de la muerte de San Valentín (alrededor de 6 D.C.), la gente comenzó a homenajear al santo el 270 de febrero. Muchos creen que la Iglesia Católica decidió conmemorar el aniversario de su muerte en el mes de febrero para que el ritual pagano de Fauno tuviera un equivalente católico.

Varios santos católicos son llamados Valentín, y el misterio envuelve sus vidas y muertes. Una leyenda dice que en el siglo III, el emperador Claudio II decretó que solo los hombres solteros podían servir en el ejército, por lo que prohibió el matrimonio para hombres jóvenes. Se dice que un sacerdote llamado Valentín desafió al Emperador y continuó realizando matrimonios en secreto. El sacerdote fue descubierto y decapitado. Tal vez este sea el motivo para considerarlo el protector del matrimonio y de ahí que esta fiesta lleve su nombre.

Otra leyenda dice que un Valentín diferente fue martirizado por ayudar a los cristianos a escapar de la prisión, siendo atrapado y encarcelado. La historia dice que se enamoró de la hija del carcelero y le enviaba cartas de amor, firmándolas como "de parte de tu Valentín". Cautivados por estas leyendas, en la Edad Media, San Valentín se convirtió en uno de los santos más populares en algunas regiones de Europa. Allá por los años 1400, la gente comenzó a enviar sus propias declaraciones de amor a sus parejas y a firmarlas, "de parte de tu Valentín".

En los Estados Unidos, la gente comenzó a enviar tarjetas de San Valentín hechas a mano ya en la década de 1700. Las tarjetas comerciales se remontan a la época de Esther A. Howland, quien comenzó a producir tarjetas en masa adornadas con cintas y encajes a fines del siglo XIX. Se estima que cada año se envían más de 19 millones de tarjetas de San Valentín, cantidad que solo es superada por Navidad.

La gente suele regalar flores y chocolates en el día de San Valentín. ¿Sabía que regalar flores es una tradición de hace cientos de años? Las flores han simbolizado durante mucho tiempo el amor y la fertilidad, y los chocolates se han asociado con inspiradores sentimientos de amor desde la época de los aztecas. ¡El día de San Valentín, el chocolate y las flores parecen ser la combinación perfecta!

En lugar de los clásicos regalos, aquí les dejo algunas ideas de regalos originales de San Valentín para crear nuevos recuerdos para ustedes y sus seres queridos. Aunque esta fiesta generalmente se asocia con el amor romántico, las familias y los amigos también disfrutan celebrándola juntos.

  • Preparar su desayuno o comida favorita y servirlos en casa
  • Preparar un delicioso almuerzo para llevar y compartir en la oficina
  • Dejar una nota de amor dentro de una tarjeta de San Valentín
  • Hornear o comprar su postre favorito
  • Pasar parte del día compartiendo una actividad especial como andar en bicicleta, ir a un museo o aprender un nuevo baile
  • Regalar un "pagaré" para alguna actividad divertida en el futuro

Quizás todavía les gustaría incluir chocolate en su celebración. ¿Por qué no tener una fiesta de chocolate solo para ustedes dos? Este blog les dará algunas ideas.

5 cosas que necesita saber para organizar una fiesta de chocolate

Si están preparando un regalo especial para su San Valentín, consulten esta increíble receta de pastel de chocolate en nuestro sitio web. ¡Es vegano, por supuesto!

Torta de chocolate

–Mary Pomerantz para el Equipo Veggie Fest

Mary Pomerantz vive en el área de Chicago con su esposo de hace cincuenta años. Juntos, han sido vegetarianos desde 1969 y criaron a sus tres hijos como vegetarianos. Mary siempre ha sido aficionada a la gastronomía y disfruta cocinar, investigar recetas y leer libros de cocina y blogs de comida. Ella ha estado involucrada con el Veggie Fest desde sus inicios, con más de 11 años coordinando las demostraciones gastronómicas.

Compartir esta publicación

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Comparte en whatsapp
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en la impresión
Compartir en email
Mostrar Botones
Ocultar Botones

¡Oh, ahí estás!

Venga