Las maravillas de los champiñones

Los champiñones son un excelente sustituto de la carne, y los vegetarianos que acaban de comenzar los encontrarán muy útiles a medida que aprenden a cocinar platos sin carne. Los champiñones tienen un sabor excepcional, y tienen más de veinte sabrosas variedades. El siguiente artículo explora las diferentes clases de champiñones, junto con sus enormes beneficios para la salud. ¡Incluso el champiñón común puede inspirar a una revolución de hongos!

Champiñones

Durante siglos, los hongos han desempeñado un papel clave en las prácticas terapéuticas de los sanadores orientales tradicionales. Sin embargo, hasta hace poco, el mundo occidental parecía desconocer los poderes medicinales de los champiñones.
Aunque a menudo se les reconoce como vegetales, los champiñones son en realidad hongos. Ricos tanto en nutrientes, como en proteínas, vitaminas y minerales, los champiñones tienen la capacidad de curar y reparar las células. Además, son muy bajos en calorías y carbohidratos, son altos en fibra y vitaminas B, y abundantes en niacina, riboflavina y selenio.
A las personas con riesgo de sufrir problemas cardiovasculares se les recomienda comer alimentos ricos en potasio, un mineral que reduce la presión arterial y reduce el riesgo de sufrir un derrame cerebral. El consumo diario de champiñones, los cuales son una fuente excepcional de potasio, puede prevenir la escasez de este importante mineral. Aunque puede ser difícil de creer, solo un champiñón <i>portobello</i>, que se puede usar como sustituto de la carne, tiene más potasio que un vaso de jugo de naranja o un plátano, ambos de los cuales se dice que tienen un alto contenido de potasio.
Los champiñones son maravillosamente variados y proporcionan una alta gama de beneficios para la salud. Incluso el champiñón más vendido en el mundo, el champiñón común que se usa a diario, tiene una contribución poco común a la salud humana: se sabe que el champiñón común mata las células cancerosas. Los champiñones frescos o enlatados están disponibles en los supermercados de todo el país y cuentan con niveles muy altos de vitaminas B y de potasio.

Los champiñones shiitake, los cuales están ganando popularidad últimamente, tienen sombreretes cafés, ligeramente convexos y un sabor rico y ahumado. Son conocidos por su beneficio a la salud cardiovascular y la función inmune, también por destruir las células cancerosas. Los champiñones shiitake, extremadamente ricos en hierro, también son una buena fuente de minerales como el cobre, el manganeso, el fósforo, el potasio, el selenio y el zinc. Además, los champiñones shiitake son una excelente fuente de vitaminas B2, B5 y B6.
Otros champiñones que son conocidos son los champiñones marrones o cremini, que son carnosos y terrosos, y los champiñones <i>portobello</i>, que son simplemente champiñones marrones completamente crecidos. Otra variedad que a veces se puede encontrar en los supermercados son los champiñones ostra, los cuales tienen un sabor suave y delicado.

Reimpreso de Superfood: Nature’s Top Ten by Myrna Chandler Goldstein, MA and Mark Allan Goldstein, MD (Summertown, Tennessee: Books Alive, 2014): pp 26-27. www.bookpubco.com

Compartir esta publicación

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Comparte en whatsapp
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en la impresión
Compartir en email

¡Oh, ahí estás!

Venga




    Permitir notificaciones OK No, gracias